La Alianza por la Industria de Cantabria ha nacido este viernes como instrumento por la «supervivencia», la modernización y el fortalecimiento de un sector «esencial» para la comunidad, y para aumentar su peso en el PIB regional y su nivel de empleabilidad, y defender a las empresas electrointensivas.

El Gobierno de Cantabria, el Parlamento, los principales agentes económicos y sociales, la Federación de Municipios y dos colegios profesionales conforman este ente constituido en un acto solemne celebrado en la Cámara autonómica bajo la Presidencia del jefe del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla.

También han asistido directivos de las cinco grandes empresas electrointensivas de Cantabria: Global Steel Wire, Solvay, Reinosa Forgings & Castings, Bondalti y Ferroatlántica.

El presidente cántabro ha destacado que en este acuerdo, firmado por todos los grupos del Parlamento, a excepción de Vox, están representados el «95 %» de los ciudadanos.

Revilla ha dicho que le «apena» que no esté Vox, pero cree que era «bastante previsible» dada su actitud. A su juicio, en los tiempos actuales, este nivel de acuerdo supone «un milagro».

Y ha destacado la situación de las industrias electrointensivas y ha advertido de que «si no se modifica el estatuto que se está elaborando, no podemos ser competitivos».

Revilla ha defendido que las comunidades autónomas con PIB industrial más potente «aguantan mejor» contextos difíciles como la pandemia.

«Me voy con las pilas cargadas de ver que, por primera vez, prácticamente, excluyendo al grupo mixto, que tiene una representación del 5 por ciento, los demás estamos unidos en pro del desarrollo industrial de Cantabria», ha subrayado tras asegurar que cree que esa unidad le «refuerza» tanto a él como a su Gobierno.

El consejero de Industria, Javier López Marcano, cuyo departamento coordina la Alianza, ha apostado por «empujar» todos en la misma dirección, valorando el trabajo común de Cantabria (gobernada por la coalición PRC-PSOE) con Galicia (PP) y Asturias (PSOE), a pesar de que en las tres comunidades los ejecutivos los conforman partidos políticos diferentes.

«Lamentablemente este tipo de acuerdos no son frecuentes», ha afirmado, tras mostrarse «infinitamente satisfecho» por el acuerdo, que supone un «primer paso» para la defensa de la industria, aunque «queda un largo trecho» por recorrer.

El presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, ha destacado que la sociedad necesita «grandes consensos, reflexión y diálogo, frente a los discursos de descalificación y desesperanza que por sí solos no solucionan el futuro», y ha considerado la Alianza como un «ejemplo de unidad y reivindicación social».

LA ALIANZA POR LA INDUSTRIA

En el acto, Revilla y Marcano han plasmado su firma en el manifiesto junto con los representantes de todos los grupos parlamentarios, excepto Vox; así como miembros de la Universidad de Cantabria y Uneatlántico; la CEOE; los sindicatos CCOO y UGT; y las Cámaras de Comercio de Cantabria y de Torrelavega.

También ha firmado la Federación de Municipios de Cantabria, la Autoridad Portuaria, y los decanos de los Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales y de Ingenieros Técnicos Industriales.

En total, 18 firmas que representan al conjunto de la sociedad cántabra y que exigen, tal y como consta en el texto constitutivo, la adopción «de manera inmediata» de tres medidas.

En primer lugar «revisar, complementar y desarrollar» el marco normativo del Estatuto de los Consumidores Electrointensivos para adoptar medidas de mayor impacto, compatibles con la legislación europea, que reduzcan los costes de suministro eléctrico de las empresas del sector para equipararlos a los que tienen otros países del entorno.

Cantabria solicita el fin del «agravio comparativo» que sufren las electrointensivas respecto a otras industrias menos consumidoras de energía, al no establecerse dos categorías diferenciadas.

Asimismo, reclama un «entorno predecible» y la compensación máxima permitida por la Comisión Europea para la financiación de energías renovables y cogeneración de alta eficiencia, aprovechar en el conjunto de España todos los recursos destinados a compensar los costes de emisión indirecta de CO2, y actuaciones para abaratar la factura eléctrica en la línea de otros estados miembros.

En segundo lugar, se pide el mecanismo sustitutorio del servicio de interrumpibilidad suprimido a mediados de 2020 y, por último, se propone al Gobierno central un «diálogo directo y receptivo» con las grandes empresas electrointesivas y fomentar la corresponsabilidad con las autonomías.

LA NEGATIVA DE VOX

El portavoz de Vox en el Parlamento, Cristóbal Palacio, ha explicado, en declaraciones a los periodistas, que su formación no se ha sumado a la Alianza para evitar participar en «actos masturbatorios» y «propagandísticos» del Ejecutivo cántabro.

Palacio ha afeado al Gobierno que no incluya a toda la industria de Cantabria en esa alianza, que, a su juicio, es «una mera declaración de intenciones» y «no cuenta» con el sector.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.