La compañía gasística ucraniana Naftogaz presentó una solicitud al órgano regulador alemán Agencia Federal de la Red para participar en la certificación del gasoducto ruso Nord Stream 2, a cuya explotación se opone categóricamente Kiev.

«Naftogaz, en calidad de compañía nacional que encabeza la lucha por la seguridad energética de Ucrania, presentó una solicitud para participar en la certificación del operador del Nord Stream 2», declaró el director de la compañía ucraniana, Yuri Vitrenko, citado por la agencia UNIAN.

Según el empresario, la posición de Ucrania radica en que el Nord Stream 2 no puede ser certificado, ya que no se garantiza su total correspondencia a la legislación europea.

Vitrenko señaló que de ser aprobada la solicitud de Naftogaz, esto obligaría al regulador alemán a tomar en cuenta «la posición y los argumentos» de la compañía ucraniana respecto al gasoducto ruso, cuya certificación entra en contradicción con el Tercer Paquete Energético de la Unión Europea (UE).

«Esperamos que el regulador no declinará la solicitud», dijo.

El Nord Stream 2 despierta la inquietud en varios países de Europa, sobre todo en el este, al considerar que incrementa la dependencia energética de la UE de Rusia, que ya no dependerá de Ucrania para transportar su gas al Viejo Continente.

Estados Unidos intentó frenar el proyecto mediante sanciones porque consideraba que el gasoducto refuerza a Rusia, crea riesgos para Europa al hacerle dependiente del gas ruso y amenaza la seguridad energética de Ucrania.

Sin embargo, la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, retiró en julio pasado su oposición al gasoducto al admitir que ya no lo podría frenar.

Las sanciones que Washington había impuesto previamente al proyecto provocaron la suspensión de los trabajos en diciembre de 2019, cuando la compañía suiza Allseas, encargada hasta entonces de la construcción del tramo submarino de Nord Stream 2, anunció su retirada definitiva del mar Báltico.

No obstante, Rusia buscó alternativas y logró concluir la obra, que atraviesa las zonas económicas y aguas territoriales de cinco países: Rusia, Finlandia, Suecia, Dinamarca y Alemania.

Según dijo el consejero delegado de Gazprom, Alexéi Miller, Nord Stream 2 abaratará los costes para los consumidores finales europeos debido a que es 2.000 kilómetros más corto que el gasoducto ucraniano.

El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió a Gazprom mantener el tránsito de gas a través de Ucrania al nivel contratado, pero defendió que los nuevos gasoductos rusos, tanto el Turk Stream como el Nord Stream 2 son mucho más rentables que el ucraniano.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.