Naturgy ha cerrado este miércoles el acuerdo alcanzado con Eni y el Gobierno de Egipto para resolver amigablemente las disputas que afectaban a Union Fenosa Gas (UFG), informó la compañía italiana.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ya anunció este martes, con motivo de la Junta General de accionistas del grupo, que esta misma semana se cerraría el acuerdo.

Con este acuerdo, el grupo español recibe 600 millones de dólares (unos 500 millones de euros) en efectivo y los activos de UFG fuera de Egipto. Además, el pacto libera a Naturgy de su contrato de aprovisionamiento de gas anual de alrededor de 3,5 bcm para suministrar a sus ciclos combinados en España que finalizaba en 2029 y retiene el
aprovisionamiento de GNL de Omán.

De esta manera, Naturgy pone fin a un conflicto que se alargaba desde 2012 ante la compleja situación en la planta de Damietta y que llegó a acabar en los tribunales de arbitraje internacional, con un laudo a favor de UFG por 2.000 millones de dólares (unos 1.700 millones de euros) del Ciadi.

El acuerdo, que en febrero de 2020 no pudo materializarse al no darse ciertas condiciones precedentes, se ha cerrado definitivamente en los mismos términos a los pactados entonces y tras llegar a un nuevo consenso a final de año.

Implica valorar el 100% de UFG en hasta 1.500 millones de dólares (unos 1.262 millones de euros) en función del escenario energético; de los que 1.200 millones de euros (unos 1.009 millones de euros) corresponden a los activos en Egipto (incluyendo los procedimientos legales pendientes) y el resto, a los activos fuera del país árabe.

Naturgy destacó que con el cierre de este acuerdo «avanza así en su estrategia de reducir sus compromisos de aprovisionamientos de gas, en un momento de caída generalizada de demanda».

El acuerdo preveía la puesta en marcha de la planta de licuefacción de Damietta en Egipto, la solución amistosa de las disputas pendientes y la reestructuración societaria de la propia Unión Fenosa Gas, cuyo patrimonio se ha repartido entre los accionistas Eni y Naturgy, así como de la planta, propiedad de la sociedad Segas, participada en un 50% por Eni y por las compañías egipcias EGA (40%) y EGPC (10%).

Damietta, con una capacidad de 7.560 millones de metros cúbicos por año, se encontraba inactiva desde noviembre de 2012 y ha reanudado la producción.

La primera carga de GNL se realizó el pasado 22 de febrero, seguida de una segunda el 4 de marzo, mientras que una tercera, que se está cargando en la instalación, será vendida directamente por Eni a sus clientes en Europa.

Eni destacó que, mediante este acuerdo, refuerza su presencia en el Mediterráneo Oriental, región clave para el suministro de gas natural, recurso fundamental para la transición energética, del que Egipto es el principal productor de la zona.

 

ACTIVIDADES DE UNIÓN FENOSA GAS EN ESPAÑA

En cuanto a las actividades de Unión Fenosa Gas fuera de Egipto, Eni asumirá las actividades de comercialización de gas natural en España, reforzando su presencia en el mercado europeo del gas.

El acuerdo llega en un momento importante en el que, gracias en parte a la rápida entrada en producción de los recientes descubrimientos de gas natural de Eni, especialmente en los campos Zohr y Nooros, Egipto ha recuperado la capacidad total para satisfacer la demanda nacional de gas y puede destinar el exceso de producción a la exportación, a través de instalaciones de GNL.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.