El 9 de mayo de 1950 el desparecido Instituto Nacional de Industria fundaba la Sociedad Española de Automóviles Turismo conocida popularmente como SEAT. Pues bien, aunque muchos parecían querer enterrarla definitivamente en este 4 de septiembre de 2023, en el marco del IAA Mobility de Múnich (Alemania), la realidad es que las declaraciones del actual CEO del Grupo Volkswagen (conglomerado al que pertenece desde 1986), Thomas Schäfer, no van en la línea que muchos (y un servidor se incluye), creíamos. Porque la realidad es bien distinta: SEAT no va a desparecer.

Y es que en la rueda de prensa realizada en el propio salón se “ha maliterpretado las palabras del propio Schäfer”, como nos aseguran desde el departamento de comunicación de la marca, ya cuando se ha referido a que el “futuro de SEAT es CUPRA”, no era sino para “aclarar que SEAT y CUPRA son compatibles y seguirán existiendo cada una con un papel diferente”, en palabras del propio Carlos de Luis, director de Comunicación de SEAT a El Periódico de la Energía.

Caminos diferentes

Lo que sí es una realidad es el subidón que ha experimentado CUPRA en estos algo más de cuatro años. Si bien la firma deportiva es una de las que más crece en el Viejo Continente, la realidad es que en mercados como el español, SEAT sigue teniendo un amplísimo tirón hasta el punto de que el Arona es actualmente el segundo modelo más vendido de nuestro país con 16.825 unidades, mientras que el Ibiza se posiciona como el noveno, con 11.556 matriculaciones. En cambio, el primer CUPRA es el Formentor con 8.820 unidades. Dicho esto, también es una realidad que el Grupo Volkswagen en general y SEAT S.A., en particular han decidido escoger estrategias eléctricas diferentes “sin llegar a ser incompatibles entre ellas”, según el De Luis.

No obstante, a día de hoy SEAT es la única firma del conglomerado alemán que no tiene ni un solo modelo eléctrico, más aún tras el cambio de última hora que sufrió SEAT el Born para pasar a convertirse en el CUPRA Born. A ello se ha sumado últimamente el hecho de que la motorización microhíbrida del SEAT León ha desaparecido de su catálogo para ir a parar directamente al CUPRA León eTSI de 150 CV, dejando así al modelo de SEAT sin el tan ansiado sello medioambiental ECO.

Todo ello sin obviar los problemas de producción de algunos modelos como el Tarraco para dar prioridad a otros de CUPRA como el comentado Formentor o de centrar la estrategia 100% del grupo SEAT S.A. en la firma deportiva con el lanzamiento del segundo eléctrico, el Tavascan (contacto) para el 2024 y Raval (el UrbanRebel definitivo) para el 2025.

Nuevos horizontes

No obstante, desde SEAT nos aseguran que esto no les preocupa a medio plazo, “ya que hasta que la regulación lo permita, seguiremos vendiendo motores de combustión e híbridos enchufables bajo nuestro emblema”, confirma Carlos De Luis, sobre todo, añade, “en los mercados en los que la electrificación no se implantará de manera tan severa como en Europa”. Lo que sí es seguro es que pese a esa compatibilidad, el Grupo Volkswagen está buscando “un nuevo rol” para la marca como ha declarado Schäfer. De hecho, desde el departamento de comunicación de SEAT nos confirman que “están estudiando la micro movilidad eléctrica”. Vías en las que la marca española no es nobel como demuestra con la gama de patinetes y scooter cero emisiones a las que se podrían sumar en un futuro otras como loscuadricilos, microcoches y bicicletas. Lo que evidentemente está completamente descartado es el traslado de las fábricas a otros territorios y aunque el Tavascan tiene su producción localizada en China, el futuro Raval está confirmado que salga de Martorell, fábrica en la que el grupo ha invertido recientemente 300 millones de euros para la construcción de una planta de ensamblaje de baterías.

The post No la des por muerta: SEAT no desaparecerá appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…