La compañía Nord Stream 2, controlada por el gigante gasístico ruso Gazprom, ha recurrido la decisión de un tribunal alemán que determinó en agosto que el polémico gasoducto debe cumplir las reglas energéticas de la Unión Europea (UE).

La empresa, con sede en Suiza, confirmó a Efe que ha apelado la sentencia del tribunal supremo regional de Düsseldorf del 25 de agosto ante el Tribunal Federal de Justicia e Alemania.

La disputa legal tiene su origen en una decisión de la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur) que rechazó eximir al gasoducto del cumplimiento de la directiva de gas de la UE enmendada, conocida también como Tercer Paquete Energético.

El operador del gasoducto apeló en junio la decisión ante la corte de Düsseldorf, que dio la razón a la agencia alemana.

Lo que decida ahora el Tribunal Federal será clave para el futuro del Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico y eludirá el tránsito a través de Ucrania.

La directiva comunitaria estipula que las empresas que producen, transportan y suministran gas dentro del bloque comunitario deben estar separadas o «desagregadas» a fin de garantizar la competencia en el mercado.

Gazprom es, actualmente, el productor y el operador del gasoducto, por lo que bajo la directiva no podría utilizar más del 50 % de la capacidad del Nord Stream 2 en cumplimiento de la directiva comunitaria.

Recientemente, el Gobierno ruso informó de que la mayor petrolera rusa, Rosneft, controlada por el Estado ruso al igual que Gazprom, pidió exportar gas a través del gasoducto.

Rusia ha comenzado ya a llenar de gas el primer hilo del Nord Stream 2, que quedó finalizado en junio pasado.

En paralelo continúan los trabajos para lograr la autorización de los reguladores para el segundo hilo.

La construcción de todo el gasoducto -incluido el segundo hilo- concluyó en septiembre.

Ahora Rusia está a la espera de que el regulador energético alemán le conceda la certificación tras haber recibido el 8 de septiembre la documentación necesaria.

Tiene hasta el 8 de enero de 2022 para decidirlo y primero debe analizar si la infraestructura cumple la directiva de la Unión Europea (UE), conocida como Tercer Paquete Energético, e informar de sus conclusiones a la Comisión Europea (CE)

El Nord Stream 2 atraviesa las zonas económicas y aguas territoriales de cinco países: Rusia, Finlandia, Suecia, Dinamarca y Alemania.

Sus dos hilos, con sus 1.234 kilómetros de longitud cada uno, tiene una capacidad para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año directamente a Alemania.

Ello, sumado a los 55.000 millones de metros cúbicos de su gasoducto «gemelo», el Nord Stream, permitirá a Rusia elevar hasta 110.000 millones de metros cúbicos el suministro anual de gas.

En Estados Unidos y en algunos países de Europa del Este el gasoducto despierta inquietudes, al considerar que incrementa la dependencia energética de la UE de Rusia, que ya no dependerá de Ucrania para transportar su gas al Viejo Continente.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.