Los recién conocidos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 han traído una nueva sorpresa para las tarifas eléctricas. A partir del 1 de enero se volverán a subir los cargos en la factura de la luz de todos los consumidores.

Según los PGE, la partida que se destinará de los ingresos obtenidos por el sistema de derechos de emisiones de CO2 al sistema eléctrico será de 1.100 millones, cuantía que para este año alcanza los 2.000 millones tras la aprobación del RDL que este jueves se convalidará en el Congreso.

Por tanto se vuelve a la cuantía que se destinaba anteriormente en 2020 y eso hará que los cargos del sistema eléctrico suban en unos 900 millones de cara a 2022. Eso traducido para los consumidores de luz supondrá nuevos cambios en la factura al tener que retocarse de nuevo todas las tarifas.

Con las medidas aprobadas en el RDL, el Gobierno había conseguido reducir los cargos en un 96% y dejarlos en el 4%, pero esta cifra aumentará a no ser que el Gobierno decida algún cambio de última hora.

 

Posible subida fiscal de la luz

A ello habría que sumar la posibilidad de que a partir del 1 de enero se vuelva a cambiar a la anterior fiscalidad, ya que las medidas adoptadas hasta ahora en la rebaja del IVA al 10%,  o la del Impuesto Especial a la Electricidad al 0,5%, y  la supresión del impuesto a la producción eléctrica finalizan el próximo 31 de diciembre.

A pesar de ello, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que «hay holgura» en los presupuestos de 2022 en el caso de que se tengan que ampliar las rebajas de impuestos adoptadas para paliar el impacto de la subida de los precios del mercado mayorista en el recibo eléctrico. La decisión que no se adoptará hasta «noviembre o diciembre».

En la rueda de prensa tras entregar en el Congreso los presupuestos generales para 2022, Montero ha añadido que hasta que no llegue «noviembre o diciembre» no se tomara una decisión sobre si se mantiene la bajada del IVA que grava el recibo eléctrico del 21 al 10 % y sigue suspendido el impuesto a la generación eléctrica (7 %) que pagan las productoras.

Junto a esto, el Gobierno ha bajado el impuesto especial de electricidad que reciben las comunidades autónomas.

«Si se tiene que volver a hacer, hay holgura», ha añadido Montero que ha mostrado su deseo de que las reformas adoptadas comiencen a operar y no tenga que ser «la recaudación la que salga al paso de la subida de la luz».

Llama la atención que de los ingresos que obtienen con el CO2 no haya mención alguna por parte de la ministra, cuando se trata de una partida que con los precios actuales podría dejar a Hacienda cerca de 3.000 millones para el próximo año.

 

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.