El día D ha llegado. En menos de 24 horas si te quieres comprar un coche nuevo te saldrá más caro. ¿Cómo es posible? Sencillo, porque la moratoria en el impuesto de matriculación del coche llega a su fin. Recordemos que a mitad de año el Gobierno estableció una prórroga de casi seis meses ampliando el rango de emisiones para que el mercado no se viera afectados por el cambio de medición de emisiones ya que la entrada de la normativa WLTP más veraz incrementó el rango de algunos modelos.

De ahí que el Ejecutivo ampliase los rangos para que los vehículos que sobrepasaban los 120 g/km de CO2 y no llegasen a superar los 145 g/km se quedasen sin pagar el 4,75% del impuesto. Y así con el resto de escalas. Pero desde este sábado 1 de enero de 2022 todo vuelve a ser como antes, es decir:

  • Coches que emiten menos de 120 g/km CO2: no pagan impuesto
  • Coches que emiten entre 121 y 159 g/km CO2: pagan 4,75% de impuesto
  • Coches que emiten entre 160 y 199 g/km CO2: pagan 9,75% de impuesto
  • Coches que emiten más de 200 g/km CO2: pagan 14,75% de impuesto

 

Aedive

 

Un escenario que aumentará los problemas para matricular coches y que han visto cómo en este 2021 se quedaban muy por debajo de las expectativas marcadas pues a mes de noviembre, la caída era de nada menos que el 33% en comparación con el 2019 superando tan solo en un 4% las ventas de 2020. Si a eso le sumamos la falta de suministro de semiconductores, el panorama no parece muy halagüeño. Pero lo más preocupante para la patronal y los principales implicados en el sector será la subida del precio de los vehículos.

No es un secreto que en los últimos meses, pese a esta prórroga, el cliente ha visto cómo muchos modelos han incrementado su precio. Pues bien, a partir del 1 de enero la compra de un coche vendrá acompañada de una subida de 12 euros en la letra según Unoauto, el portal de vehículo nuevo de Sumauto. Casi la mitad de la oferta actual de coches a la venta se verá afectada por este cambio en la normativa. Faconauto ya lleva semanas avisando, los concesionarios no han podido entregar este 2021 250.000 coches. Se trata de ventas en firme que se encarecerán una media de entre 800 y 1.000 euros y que se verán obligados a asumir los clientes por dos situaciones totalmente excepcionales como son las ya mencionadas subida del impuesto y la crisis internacional de los semiconductores.

Por esta razón, la patronal explicó al Gobierno y al resto de partidos políticos los problemas derivados de esta situación y ha pedido un nuevo aplazamiento de la subida, insistiendo en la necesidad de una segunda prórroga de la aplicación de los nuevos tramos de dicho impuesto para no penalizar injustamente a esos miles de compradores. Por su parte, desde Unoauto han indicado que el incremento tiene cierto cariz psicológico, teniendo en cuenta que en España hasta ocho de cada diez compras son financiadas, frente a las seis de cada diez en Europa, en periodos normalmente de cuatro o cinco años, cuando la subida se diluye entre las letras. En este sentido, el precio medio de un vehículo nuevo a fin del primer semestre de 2021 (último dato disponible) fue de 20.291 euros, según la Agencia Tributaria, frente a los 19.019 euros del mismo periodo del año anterior, es decir, un 6,7% más. Una dinámica alcista que no solo supera por mucho la subida salarial en España de estos últimos años, sino que todo tiene visos de que seguirá incrementándose si no se remedia.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.