OMIE ha adjudicado a Altia la realización del proyecto SIMFLEX Fase 2 cuyo objetivo es la definición, construcción e implementación de una plataforma de gestión de mercados locales de largo plazo, que permita realizar presentaciones que demuestren el funcionamiento potencial de estos mercados y su capacidad para dar servicio a las convocatorias de subastas de adquisición de mecanismos de flexibilidad por parte de los distribuidores ante situaciones de contingencia en sus redes.

OMIE es el operador de mercado eléctrico ibérico designado (NEMO en sus siglas europeas) que participa de forma activa en el acoplamiento de los mercados mayoristas de electricidad en la Unión Europea, junto al resto de NEMOs designados en cada estado miembro, por lo que su principal función es gestionar el mercado diario e intradiario de electricidad en la Península Ibérica.

OMIE participa en diferentes iniciativas nacionales y europeas para el desarrollo de mercados locales de flexibilidad a largo plazo que permitan la integración de los nuevos actores localizados en las redes de distribución, facilitándoles la negociación de la flexibilidad obtenida a través de la gestión de su producción y su consumo eléctrico. Asimismo, entre sus funciones está facilitar la generación de convocatorias de subastas de adquisición de mecanismos de flexibilidad por parte de los distribuidores ante situaciones de contingencia en sus redes.

En este contexto es en el que surge el proyecto SIMFLEX Fase 2 asignado a Altia y cuyo objetivo es proporcionar una plataforma atractiva y sencilla de utilizar que permita a OMIE realizar presentaciones del funcionamiento potencial de estos mercados, y que éstas puedan evolucionar en función de las necesidades y cambios legislativos o normativos que vayan surgiendo.

“Con este proyecto, Altia proporcionará a OMIE una solución atractiva que permita dar una respuesta ágil a un mercado en exploración cuyas directrices, premisas y necesidades son susceptibles de cambiar”, ha dicho Tomás Pérez, gerente de Cuentas de Altia.

La plataforma de demostración será funcional y operativa y deberá permitir que los actores de este mercado accedan a los mercados locales de largo plazo, ofreciendo durante el periodo de entrega establecido (año, semestre…) la flexibilidad y capacidad de gestión de su producción y consumo, proporcionando de esta forma a los gestores de la red de distribución una herramienta muy útil para asegurar el suministro y evitar congestiones en sus redes.

 

ARQUITECTURA SOA

El proyecto de Altia consiste en una arquitectura SOA basada en un frontal web, un API Manager y servicios REST.

En concreto, la aplicación Web está basada en un cliente Low-Code que actuará como generador de formularios y motor de BPM para la definición codeless de procesos; mientras que el API Manager actúa como mediador para conectar funcionalidades de forma rápida y sencilla, asegurando el intercambio integrado de  datos, independientemente de las diferentes tecnologías que las aplicaciones usen y centralizando los mecanismos de seguridad, auditoría y monitorización necesarios en este tipo de diseños distribuidos. Los servicios basados en tecnologías REST se conciben desde el diseño como servicios débilmente acoplados y con alta cohesión.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.