Petronor ha presentado un ERTE por causas productivas que afectará a un tercio de la plantilla, unos 300 trabajadores en la refinería de Muskiz (Vizcaya), hasta el 31 de diciembre de este año.

La compañía ha justificado la medida por la fuerte caída de la actividad de la refinería debido a las restricciones a la movilidad que llevan en vigor desde hace un año por la pandemia de covid-19.

Por ese motivo, su actividad de refino se ha reducido en torno al 40 por ciento durante el último año, lo que ha motivado la parada de diversas instalaciones.

«Durante este tiempo Petronor ha decidido apostar por la formación para mantener ocupada a la totalidad de la plantilla, pero esta solución no se puede sostener en el tiempo», por lo que ahora presenta el ERTE para un tercio de la plantilla, «una medida socialmente responsable dirigida a garantizar la reconversión eficiente de Petronor en el horizonte del 2025», ha sostenido la compañía, propiedad de Repsol con Kutxabank como socio minoritario.

La empresa ha considerado que «la incertidumbre actual sobre el regreso de la movilidad, derivada fundamentalmente del proceso de vacunación, no hace posible predecir cuándo podrá volver la refinería a su normal funcionamiento».

«A esta situación coyuntural, ya larga en el tiempo, se le suma de manera relevante y de modo estructural la incertidumbre generada por la transición energética, que va a exigir importantes proyectos e inversiones en los próximos años, a fin de alcanzar sus objetivos de descarbonización materializados en emisiones netas 0 y hacer posible así su supervivencia», ha añadido Petronor.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.