Petronor, filial vasca de Repsol, ha advertido de que “todos los sectores no pueden descarbonizarse únicamente con electricidad“, sino que se deben abordar “otro tipo de soluciones adicionales”, y ha apostado por el desarrollo de los combustibles sintéticos para poder alcanzar el objetivo cero emisiones neutras en 2050.

La Comisión de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Medio Natural del Parlamento Vasco ha acogido este miércoles la comparecencia del responsable de Recursos Humanos de Petronor y adjunto al CEO de la compañía, José Ignacio Zudaire, que ha valorado la ley de transición energética y cambio climático que está tramitando la Cámara vasca.

En su intervención, Zudaire ha subrayado que esta ley “es clave para la lucha contra el cambio climático, pero también para la transformación de su sector”. Ha hecho una valoración “muy positiva” del texto normativo, al considerar que tiene “elementos muy positivos” y ha puesto en valor el proceso de elaboración de la propia ley, ya que “ha dado la posibilidad a distintos agentes sociales y empresariales de participar y hacer sus aportaciones”.

El papel de los combustibles sintéticos

Respecto al contenido, el representante de Petronor ha considerado “relevante” el objetivo final que propone alcanzar “un mix energético descarbonizado asequible y con seguridad de suministro”.

“Para nosotros es muy relevante que se hayan tenido en cuenta las tres patas que configuran realmente un sistema energético sostenible porque, obviamente, tiene que ser limpio para alcanzar los objetivos que nos estamos marcando, pero no tenemos que perder de vista que tenemos que conseguir un sistema asequible en la medida en que los ciudadanos puedan pagarse la energía, y que las empresas puedan pagar la energía y seguir siendo competitivas”, ha señalado.

También ha subrayado la seguridad del suministro como “tercera pata de un sistema sostenible”. “Con la invasión de Ucrania por parte de Rusia hemos visto que es muy importante reducir la dependencia, en la medida de lo posible, lo que es un elemento muy relevante para asegurar el suministro”, ha indicado.

Respecto a la necesidad de desarrollar nuevos vectores energéticos para avanzar en la descarbonización, ha advertido de que “con el estado actual no es posible alcanzar el objetivo cero emisiones netas”, por lo que ve necesario “seguir desarrollando soluciones energéticas”.

En este sentido, ha defendido que los combustibles sintéticos son un elemento que se tiene que desarrollar porque “sin su concurso, difícilmente vamos a poder alcanzar el objetivo cero emisiones neutras en 2050”.

También ha puesto en valor el fomento de las comunidades energéticas, al que la ley dedica varios artículos. Zudaire ha señalado que Euskadi cuenta con un territorio “pequeño, densamente poblado, donde es difícil desarrollar de manera masiva energías renovables”, por lo que es necesario “aprovechar todas las oportunidades que se tengan”.

“Las comunidades energéticas, por ejemplo, si las hacemos con energía solar en tejados de los edificios, aportan una parte limitada de lo que necesitamos, pero no podemos renunciar a nada”, ha defendido. Al respecto, ha explicado que cuentan con la firma Edinor, que está promoviendo comunidades energéticas en 292 municipios que suministran a 44.000 familias, con 630 instalaciones fotovoltaicas en tejados.

La industria

Asimismo, ha considerado como “elemento clave” de la ley que contemple “mantener el peso de la industria en el PIB” para lo que cree que es necesario “ser capaces de descarbonizar la industria” pero no hacerlo “a costa de perder peso”. “Tenemos que ser capaces de suministrar combustibles a nuestra industria descarbonizados, en precio, para que puedan mantener su competitividad y así mantener el peso de la industria en el PIB”, ha insistido.

En este sentido, ha subrayado la necesidad de impulsar el desarrollo de tecnología y un tejido industrial alrededor de la descarbonización. “En la transición energética, como en todas las transiciones, va a haber perdedores y ganadores, y la única manera de ser un país ganador desarrollar tecnología e industria. Si somos únicamente compradores de tecnología, seremos un país perdedor”, ha advertido.

Además, ha subrayado que no se puede renunciar a ninguna tecnología disponible. “A veces simplificamos la cuestión, identificamos descarbonización con electrificación y eso es confundir el todo con la parte. La electrificación es una parte sustancial y muy importante para la descarbonización, pero sólo con electricidad no podremos llegar a las cero emisiones en 2050”, ha resaltado.

Por ello, ha explicado que “como el objetivo es llegar a cero emisiones, hay que llegar a todos los sectores y todos los sectores no pueden descarbonizarse únicamente con electricidad”, por lo que se deben “abordar otro tipo de soluciones adicionales”.

Petronor en 2050

El responsable de Petronor ha señalado que actualmente “la sociedad ha mandado un mensaje claro: ya no es que quiera combustibles limpios, quiere combustibles descarbonizados, de cero emisiones netas”. “Ahí está nuestro reto, en cómo transitamos para dar respuesta a esta demanda”, ha indicado.

Tras reconocer que se trata de “una transición” porque “de hoy a mañana no se puede hacer, necesita unos tiempos, proyectos e inversión”, ha explicado que la compañía cuenta con una hoja de ruta que contempla “cómo tiene que ser una refinería descarbonizada, cómo va a ser el Petronor del 2050”.

Según ha explicado, debe pasar de ser un Petronor donde la energía de la que se alimenta mayoritariamente, es fósil –principalmente gas natural–; a una Petronor que se alimenta de otras materias primas, usando en su proceso energía verde y con productos que serán biocombustibles, hidrógeno y combustibles sintéticos.

El responsable de Petronor cree que “renunciar a tecnologías y decir, por ejemplo, que el motor de combustión tiene que desaparecer, es un error”. “Si nosotros somos capaces de fabricar combustibles sintéticos en precio, renunciar al motor de combustión no tiene sentido”, ha señalado.

Asimismo, ha señalado que “de los 33 millones de coches que hay en el Estado, solamente un millón son eléctricos”, por lo que el resto necesitan gasoil y gasolina y Petronor apuesta por “hacer el gasoil y la gasolina más limpia que se pueda hacer”.

En un inicio, ha explicado que están preparando sus unidades para meter más materia prima no fósil, ser capaz de coprocesar cosas en porcentajes del 10 o el 20 por ciento, y también hacer mayores modificaciones en las instalaciones para poder meter materia no fósil, por ejemplo aceite de cocina, hasta el cien por cien, e ir teniendo productos descarbonizados.

En tercer lugar, la hoja de ruta contempla generar nuevas unidades para hacer los nuevos proyectos y ser capaces de producir biocombustibles, hidrógeno y combustibles sintéticos, que serían sus “productos del futuro”.

“El hidrógeno, por ejemplo, es algo que se está desarrollando y que va a tener un papel muy importante en el sistema energético del futuro pero que hay que ir poco a poco adaptándose. Tenemos una hoja de ruta de aquí a 2026 de un electrolizador, que inauguramos el próximo día 9 de octubre”, ha señalado.

Asimismo, ha informado de que Petronor cuenta con once proyectos y una inversión de 454 millones, que es lo que hasta el año 2026 va a hacer la empresa para intentar variar el mix de productos. “En realidad, en toda la transformación son 25 productos con 809 millones, parte son para eficiencia, parte son para retrofitting de las unidades, y estos más de 400 de nuevos proyectos”, ha concretado.

The post Petronor (Repsol) apuesta por los combustibles sintéticos para alcanzar el objetivo cero emisiones en 2050 appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…