La empresa Palencia Eco Energías invertirá 25 millones de euros en la construcción de una planta de generación térmica y una red de calor a partir de biomasa forestal en la ciudad de Palencia que beneficiará a unos 10.000 hogares a los que suministrará energía térmica para agua caliente y calefacción.

Según ha informado esta empresa energética promovida por DH Eco Energías, el Instituto de Crédito Oficial, a través de Fond-ICO Infraestructuras II, participa con cuatro millones de euros en la financiación del proyecto para la construcción desarrollo y explotación de una red de calor en la ciudad de Palencia.

El importe total de esta financiación verde, en la que también participan otros socios industriales y financieros, asciende a 25 millones de euros, ha precisado en un comunicado Palencia Eco Energías.

La red se alimentará de biomasa como combustible que provendrá de la astilla forestal resultante de las limpias y podas de Castilla y León.

La planta de generación térmica se ha diseñado para ser construida en tres fases según la extensión de la red y la demanda, con una solución de biomasa (astillas de madera) y calderas de gas natural adicionales para garantizar la seguridad de suministro en situaciones de emergencia para picos y respaldo, alcanzando una capacidad final total de 28 MWt.

Este nuevo proyecto beneficiará a unos 10.000 hogares a los que suministrará energía térmica para uso de agua caliente y calefacción en Palencia, lo que supondrá un ahorro de hasta un 25% sobre el coste actual de calefacción y agua caliente sanitaria.

Las obras ya se han iniciado y está previsto iniciar el suministro de energía renovable a los edificios de la ciudad antes del invierno de 2022.

El proyecto red de calor de Palencia nace en el marco del Proyecto Clima impulsado por el Ministerio de Transición Ecológica y busca reducir el impacto medioambiental eliminando los combustibles fósiles y fomentando las energías renovables, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para la ciudad de Palencia, la puesta en marcha de esta central supone la eliminación de más 20.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, la eliminación de focos de contaminación, un control más eficiente del impacto ambiental y un impacto positivo en el empleo, ya que generará 30 puestos de trabajo permanentes y más de 70 durante la realización de las obras.

La participación del ICO en la promoción de este proyecto tiene como objetivo contribuir, bajo un esquema de colaboración público-privada, a impulsar la recuperación y la transición ecológica, impulsando un modelo energético sostenible, que se fundamenta en los valores de la economía circular, al poner en valor las podas de los montes cercanos.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.