Parece que, en cierto modo, la electrificación del sector del automóvil está sufriendo los mismos estragos que hace año se les achacaron a los vehículos de combustión. Me refiero a la falta de materias primas. Es de sobra conocido que el litio es un material caduco en nuestro planeta aunque de momento no se ha establecido un año concreto, con la creciente demanda no solo de soportes tecnológicos sino, principalmente, de vehículos eléctricos, es lógico pensar que las reservas se vayan agotando más rápidamente.

En este sentido, Tesla quiere cubrirse bien las espaldas con un material como el grafito. Si bien este también es limitado, más cuando China asegura que empieza a escasear, la marca californiana parece haberse asegurado un buen suministro para unos cuantos años. Porque la firma de Elon Musk acaba de firmar un acuerdo con la empresa minera australiana Syrah Resources para comprar este material. Este fue el motivo por el que las acciones de la minera se disparasen la semana pasada más de un 30%.

Según el acuerdo, Tesla comprará la mayoría del material de salida de ánodo activo de grafito que se espera de la expansión propuesta por Syrah de su planta en el estado estadounidense de Louisiana. Las materias primas provendrán de la mina de grafito Balama de Syrah en Mozambique. Tesla adquirirá la mayor parte de la producción de grafito en Vidalia a un precio fijo durante un plazo inicial de cuatro años. Además, tiene la opción de adquirir un volumen mayor si Syrah Resources amplía la capacidad de la planta más allá de las 10 kilotoneladas anuales de grafito.

El acuerdo proporciona una “base convincente” para proceder a la expansión inicial de la capacidad de producción de Vidalia. La compañía planea tomar la decisión final de la inversión en enero de 2022, sujeta a los compromisos de financiación.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.