El consejero delegado de Red Eléctrica, Roberto García Merino, ha pedido hoy que, en el territorio regional y nacional, se agilicen los procesos de trámite para la instalación de nuevas infraestructuras de gas y electricidad, ya que son necesarias para el proceso de transición energética en el que está inmerso España.

García Merino ha hecho esta demanda en el IV Foro de Energía de El Economista, en el que este miércoles ha advertido de que estas infraestructuras son de interés general.

En su opinión, si no se solventa el «reto» de acelerar las autorizaciones se puede producir «un freno a la transición energética y los objetivos fijados para 2030» por el Gobierno.

Para ello, ha considerado muy positiva la colaboración entre los gestores de red de transporte de las diferentes energías (TSO, en inglés).

Al respecto, el presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha recordado que el papel que estos desempeñan está siendo examinado por Europa, por lo que se ha mostrado abierto a que «puedan hacer algo más».

En la misma mesa han participado los presidentes de Madrileña Red de Gas, Pedro Mielgo, y de Renagosa, Carlos Collantes; el consejero delegado de Nortegas, Javier Contreras; el de Nedgia, Narcís de Carreras, y el de Exolum, Jorge Lanza.

Todos han coincidido en el papel fundamental que van a tener las infraestructuras de gas, petróleo y electricidad en la transición energética de España.

A su juicio este proceso va a llevar tiempo y va a requerir de nuevas infraestructuras para nuevos usos (como el del hidrógeno), cuyo despliegue debe ser rápido y coordinado.

También -han destacado- se van a necesitar inversiones relevantes que se adapten a los cambios en la geografía de consumo (cada vez habrá más vehículos eléctricos) y en la producción de energía, con las que evitar «cuellos de botella» en el suministro y contribuir al mismo tiempo a reducir los precios de la energía.

Según han explicado, el gas va a ser «clave y necesario» en el proceso de descarbonización de España y para ello se necesita un sistema «competitivo y de calidad», que permita la integración de las renovables y del hidrógeno.

Llardén ha recordado del gas que es la energía menos emisora de CO2, razón por la que ha subido su demanda entre los países que están aplicando planes de descarbonización.

Al respecto, ha advertido que no sobran las plantas de regasificación, lo que ha sido compartido por Contreras.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.