El Gobierno británico ha anunciado este martes un nuevo compromiso en la reducción de emisiones de gases contaminantes, según el cual Reino Unido deberá reducirlas antes de 2030 un 78 por ciento respecto a los niveles detectados en el año 1990.

Reino Unido será uno de los países participantes en la cumbre sobre cambio climático organizada para esta misma semana por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y acogerá en Glasgow en noviembre el foro COP26, donde espera reclamar a las partes nuevos planes ambiciosos de cara a las próximas décadas.

«Queremos seguir subiendo el listón de la lucha contra el cambio climático, y por eso estamos fijando el objetivo más ambicioso de reducción de emisiones del mundo», ha dicho el primer ministro británico, Boris Johnson, que aspira a avanzar «hacia las emisiones netas cero» a través de un crecimiento económico sostenible.

En este sentido, aspira a que otros líderes mundiales «sigan el ejemplo» y anuncien metas similares de cara a la COP26. «Sólo podremos construir más verde y proteger nuestro planeta si nos unimos para actuar», ha enfatizado el ‘premier’ en un comunicado.

Las autoridades británicas estiman que las emisiones contaminantes ya se redujeron un 44 por ciento entre 1990 y 2019, según la nota oficial del Gobierno, que mantiene su compromiso de alcanzar la tasa cero en el año 2050.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.