El consejo de administración de Repsol propondrá a la próxima junta de accionistas una mejora del dividendo en efectivo del 5 %, hasta los 0,63 euros por acción, y una reducción del capital social mediante la amortización de 75 millones de acciones propias.

Así lo ha indicado este jueves la compañía, que ya lo había anunciado a finales de octubre, cuando presentó los resultados de los nueve primeros meses de 2021.

 

Repsol cierra 2021 con unas ganancias récord de 2.499 millones y vuelve a niveles preCovid

Los 75 millones de acciones propias que se van a amortizar representan aproximadamente el 4,91 % del capital social de Repsol a 31 de diciembre de 2021.

A finales de octubre, Repsol señaló que el alza de los precios del petróleo y el gas habían generado una caja extra que destinaría a aumentar el dividendo.

Según los resultados publicados hoy, Repsol obtuvo en 2021 un resultado neto de 2.499 millones de euros, frente a unas pérdidas de 3.289 millones en 2020 y regresó a niveles prepandemia, apoyada en el alza de los precios de las materias primas (petróleo y gas) y las medidas de eficiencia de su nuevo plan estratégico 2021-2025.

 

Imaz percibió 4,24 millones como consejero delegado de Repsol en 2021 y Brufau 2,773 millones como presidente

Además, el resultado neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios y que descuenta la variación de los precios de los hidrocarburos en los inventarios de la compañía, superó el de 2019 (antes de la pandemia del coronavirus).

El resultado neto ajustado, de 2.454 millones de euros fue cuatro veces el de 2020 (600 millones de euros) y un 20,17 % superior al de 2019, en que fue de 2.042 millones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.