Empresarios y analistas advirtieron este viernes de la existencia de roces en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por el nacionalismo de la reforma eléctrica del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el proteccionismo en el sector automovilístico estadounidense.

Si el Congreso mexicano avala la reforma eléctrica, que restringe al 46 % la participación de empresas privadas en el sector, México «violaría» el T-MEC, alertó Kenneth Smith, antiguo jefe de México de la negociación técnica del tratado, durante la 19 México Cumbre de Negocios.

«Muchos expertos pueden decirte que si se aprueba, no solo violaría el T-MEC, sino también incrementaría los coses de la energía en México y por lo tanto para todos los sectores productivos del país”, advirtió el asesor comercial en conferencia virtual.

La iniciativa de reforma, enviada en septiembre pasado al Congreso, también causa incertidumbre porque eliminaría los reguladores autónomos de energía, revisaría contratos previos y priorizaría a las plantas fósiles de la empresa pública Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre las renovables de compañías privadas.

Por ello, México se «está alejando de lo que el tratado establece», apuntó Verónica Ortiz, abogada e integrante del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi).

“Lo que hemos visto de la Administración de López Obrador es una visión nacionalista, muy restrictiva, de una economía orientada o controlada por el Estado, desdén por el sector privado y desdén por el Estado de derecho y por los preexistentes contratos y condiciones”, opinó.

Pero los expertos también señalaron el proteccionismo de Estados Unidos, que mantiene una disputa con México y Canadá por la interpretación de las reglas de origen de la industria de automoción para beneficiar a la industria manufacturera estadounidense.

Además, Washington ha intentado aprobar estímulos fiscales para los vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos.

El presidente de EEUU, Joe Biden, busca políticas para apelar a los sindicatos ante las elecciones de medio término de este año, argumentó Smith.

“En Estados Unidos estamos viendo lo mismo, creo que está claro que el nacionalismo económico no se iría con Donald Trump al salir del Casa Blanca, ni la política de ‘buy American’”, manifestó.

El presidente de la American Chamber of Commerce (AmCham) en México, Vladimiro de la Mora, urgió a aprovechar las oportunidades de inversión del tratado, en particular ante las tensiones comerciales con China.

El líder del sector recordó que el 80 % del total de las exportaciones mexicanas van a Estados Unidos, mientras que de ese país procede el 50 % de la inversión extranjera directa (IED) que recibe México.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.