RWE y el fabricante de turbinas de gas Kawasaki planean construir una de las primeras turbinas de gas 100% con capacidad de hidrógeno del mundo a escala industrial en Lingen, Alemania. El objetivo es probar la conversión de hidrógeno en electricidad en la central eléctrica de gas de RWE en Emsland.

La planta, con una potencia de 34MW, podría entrar en funcionamiento a mediados de 2024 y se abastecerá de hidrógeno verde procedente de un electrolizador de 100MW.

Lingen jugará un papel clave en la estrategia de hidrógeno de RWE como parte del proyecto GET H2, donde la compañía planea utilizar energía eólica marina para producir hidrógeno verde. El electrolizador Lingen se ampliará a 300MW para 2026 y a 2GW para 2030.

El objetivo del proyecto GET H2 es trabajar con socios nacionales y europeos para crear la masa crítica necesaria para impulsar el desarrollo de una infraestructura de hidrógeno europea suprarregional y desarrollar un fuerte mercado europeo del hidrógeno.

RWE planea utilizar dos sistemas de combustión desarrollados por Kawasaki. Ambos ya han sido probados en variantes de 1MW en un proyecto de demostración en Kobe, Japón. En Lingen, estos principios tecnológicos se ampliarían a escala industrial por primera vez.

Además de la producción de electricidad renovable, RWE dijo que tiene los conocimientos necesarios para producir y almacenar hidrógeno verde, y también para comercializar energía, lo que puede proporcionar el combustible a los clientes industriales según sea necesario.

RWE ya participa en más de 30 proyectos de hidrógeno con distintos socios. La compañía anunció en noviembre que agregaría al menos 2GW de capacidad de la planta de energía a gas para proporcionar energía flexible.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.