Sacyr ha anunciado este viernes que no renovará los contratos de derivados que tiene contratados sobre el 5 % de Repsol, por lo que en el segundo semestre de 2021 la participación de la compañía en la petrolera se reducirá del 8 % al 3 %.

En la segunda mitad del año, entre septiembre y diciembre, vencerán parte de los derivados que Sacyr tiene contratados para cubrir su participación en Repsol y no renovará aquellos correspondientes a 75,4 millones de acciones, según ha indicado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según Sacyr, esta operación no afectará a la cotización de Repsol al no pasar por mercado. Actualmente, las acciones de la petrolera cotizan en 9,49 euros y en lo que va de año se han revalorizado más de un 18 %.

A precios actuales de mercado, el paquete de Sacyr en la petrolera pasará de 1.160 millones de euros a cerca de 435 millones de euros.

De acuerdo con los últimos registros de la CNMV, en el accionariado de Repsol, en el que Sacyr dejará de ser el primer accionista, figura Blackrock con el 5 %, o Amundi Asset Management con el 4,5 %.

Actualmente, el grupo presidido por Manuel Manrique tiene representación en el consejo de administración de Repsol con dos asientos, siendo uno de ellos vicepresidente de la entidad.

CONTRATOS PARA AMORTIGUAR CAÍDAS DE LA ACCIÓN

Sacyr firmó en 2016, 2017 y 2018 unos derivados financieros sobre las acciones de Repsol para cubrir la variación de valor por debajo de determinados precios y protegerse ante las fluctuaciones.

A 30 de junio de este año, el valor medio contable de Repsol se situó en 11,13 euros/acción.

Preguntado en varias ocasiones por su participación en Repsol, el presidente de Sacyr señaló que el consejo tomaría la decisión más «conveniente» cuando se acercase la fecha del vencimiento de los derivados «pensando siempre en el balance de la compañía».

SIMPLIFLICAR EL BALANCE Y CENTRARSE EN CONCESIONES

Con esta operación Sacyr busca simplificar el balance del grupo y concentrar sus recursos en el plan estratégico y en su foco concesional, uno de los pilares de su nuevo plan estratégico.

Cabe recordar que durante el primer semestre de 2021, el grupo Sacyr rebajó al 8,03 % su peso en Repsol tras la amortización de acciones en el marco del dividendo flexible.

En este contexto, el grupo considera que se cumplen los requisitos para considerar parte de la participación sobre Repsol como un “activo no corriente mantenido para la venta» y sostiene que la venta de este paquete disponible es «altamente probable en el corto plazo».

Pasadas las 9:30 horas, las acciones de Repsol caían un 0,03 % hasta los 9,49 euros, mientras que las de Sacyr subían un 0,38 % hasta los 2,09 euros.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.