La constructora Sacyr ha rebajado su participación en Repsol de un 8,2 % a un 3,967 % en línea con el anuncio que hizo en julio pasado, lo que deja a JP Morgan, con un 6,855 %, como principal accionista, y al fondo Blackrock como segundo, con un 5,194 %, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Fuentes de Sacyr han recordado que ya en julio anunciaron que la compañía no iba a renovar los derivados que tiene contratados sobre el 5 % de Repsol, por lo que en el segundo semestre de 2021 la participación de la compañía se reduciría del 8 % al 3 % a final de año.

Entre septiembre y diciembre de este año vencen parte de los derivados que Sacyr tiene contratados para cubrir su participación en Repsol y no renovará aquellos correspondientes a 75,4 millones de acciones, según indicó en julio el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con la reducción de la participación de Sacyr, la gestora de activos Amundi será el tercer accionista de Repsol, mientras que Sacyr queda relegado al cuarto puesto.

Así, los tres primeros accionistas de la compañía serán extranjeros en una compañía en cuyo accionariado fueron principales accionistas bancos españoles, como Caixabank, antes Caixa.

Caixabank fue durante más de veinte de años accionista de Repsol y en 2019 puso fin a una relación histórica que comenzó en 1996.

En el segundo trimestre de 2019, Caixabank culminó su salida del capital de la petrolera, al desprenderse del 1 % que aún tenía, después de que en septiembre de 2018 acordara vender un 9,36 % que conservaba.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.