La petrolera Shell obtuvo en 2021 un beneficio atribuido de 20.101 millones de dólares (17.789 millones de euros) por el fuerte incremento de los precios del petróleo y gas al reactivarse las economías tras el parón por la pandemia. Esos beneficios contrastan con las pérdidas atribuidas de 21.680 millones de dólares (19.186 millones de euros) en 2020, cuando los precios energéticos llegaron a colapsar por la crisis de la covid-19, pero desde mediados de 2021 han registrado un alza.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Valores de Londres, Shell señaló que sus ingresos anuales totales alcanzaron los 272.657 millones de dólares, un ascenso del 48,8 % frente al año anterior. A pesar de los positivos resultados, impulsados por el buen desempeño de la compañía en el último trimestre de 2021, las acciones de la empresa bajaban esta mañana un 1,24 % en el parqué londinense y se situaban en 1.894 peniques (2.253 céntimos).

Los beneficios anuales antes de impuestos llegaron a 29.829 millones de dólares, frente a las pérdidas antes de impuestos de 26.967 millones de dólares en 2020, añadió la compañía.

RECOMPRA DE ACCIONES

Debido a los buenos resultados, Shell anunció hoy una recompra de acciones por 8.500 millones de dólares para la primera mitad de 2022 y un incremento de los dividendos del 4 %. En 2021, Shell hizo compras por valor de 174.913 millones de dólares, mientras que los gastos de producción y fabricación llegaron a 23.822 millones de dólares, según la petrolera. Los gastos por venta, distribución y administración se situaron en 11.328 millones de dólares, un 14,6 % más que en 2020.

La deuda neta de la empresa se situó en 2021 en 52.555 millones de dólares, un 30,2 % menos que el periodo anterior. La reducción de la deuda respondió en parte a la generación del flujo de caja en el último trimestre de 2021, debido a los ingresos por desinversiones a raíz de la venta de Permian en Estados Unidos.

El flujo de caja de las actividades operativas en el cuarto trimestre de 2021 fue de 8.200 millones de dólares, mientras que en esos tres meses la empresa completó la recompra de títulos, cuyo coste fue de 1.700 millones de dólares. El consejo de administración espera que en el primer trimestre de 2022 el dividendo sea de 0,25 centavos por acción.

En enero de 2022, Shell completó la venta de sus intereses en Deer Park Refining Limited Partnership en Estados Unidos. Los activos totales de la empresa se situaron al 31 de diciembre pasado a 404.380 millones de dólares. «Hemos conseguido un fuerte desempeño financiero en 2021 y nuestra fortaleza financiera y disciplina apuntalan la transformación de nuestra compañía», señaló este jueves el consejero delegado de Shell, Ben van Beurden.

«Hoy estamos haciendo nuestra distribución con el anuncio de un programa de recompra de acciones de 8.500 millones de dólares y esperamos incrementar nuestro dividendo por acción en un 4 % para el primer trimestre de 2022», agregó.

RECUPERACIÓN DE LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

A mediados de 2021, el petróleo cotizaba a unos 40 dólares el barril, pero en las últimas semanas ha registrado un repunte hasta situarse cerca de los 90 dólares. El precio del barril del Brent para entrega en abril cotizaba hoy en el mercado de futuros de Londres a 88,58 dólares, una caída del 0,95 % frente a la jornada anterior.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus principales socios (OPEP+) acordaron ayer mantener el incremento de producción previsto de 400.000 diarios en marzo. El cártel, que incluye potencias petroleras como Arabia Saudí y Rusia, había recibido presiones para incrementar esos objetivos a fin de moderar los precios del crudo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.