La firma automovilística Skoda está colaborando con la compañía tecnológica checa IBG Cesko para desplegar en los concesionarios de la marca un sistema de almacenamiento de energía que reutiliza las baterías de sus vehículos eléctricos para darle una segunda vida.

Según informa la empresa, este sistema de almacenamiento de energía puede contener hasta 20 baterías de los modelos híbridos enchufabels de Skoda o cinco pilas del todocamino eléctrico Enyaq iV. El sistema tiene una capacidad total de 328 kilovatios hora (kWh), que pueden utilizarse para suministrar energía en puntos de carga rápida.

«El sistema de almacenamiento de la energía puede almacenar de forma temporal los excedentes de energía ‘verde’ generada por los sistemas fotovoltaicos de los concesionarios de Skoda, por ejemplo. Esta electricidad puede utilizarse en cualquier momento con toda la potencia de transmisión, sin importar la meteorología o el nivel de carga de la red eléctrica local», ha reivindicado la marca.

Además, los concesionarios pueden usar la energía generada internamente para iluminar su sala de exposiciones o su taller, o hacer funcionar el aire acondicionado. El sistema de almacenamiento de energía puede escalarse hacia arriba o hacia abajo, y las baterías pueden intercambiarse en unos pocos pasos, si es necesario.

Tras un proyecto piloto en Praga, ahora las baterías usadas están a disposición de los concesionarios oficiales de Skoda. Hasta la fecha, se han recibido 160 encargos de concesionarios de la República Checa, Alemania, Países Bajos y Eslovaquia. Podrían construirse más de 4.000 de estas unidades de energías sostenible a lo largo de los próximos años.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.