SotySolar lanza su servicio de instalación de placas solares para comunidades de vecinos. La compañía gestiona todo el proceso, así como el montaje de la instalación, sin ningún tipo de obligación de cambiar a ninguna empresa comercializadora de la energía para el uso compartido.

Gracias a la reciente modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, que modifica y facilita la obtención de las mayorías necesarias para establecer acuerdos, realizar obras que mejoren la eficiencia energética y solicitar las oportunas subvenciones, las comunidades de propietarios pueden beneficiarse del autoconsumo eléctrico con paneles solares para hacer frente a sus gastos de luz en las zonas comunitarias, además del autoconsumo privado de aquellos vecinos que decidan beneficiarse de la instalación.  

La diferencia existente entre el autoconsumo residencial (viviendas unifamiliares) y el colectivo (comunidades de propietarios) radica en que en la primera opción se utiliza directamente la energía producida. Por el contrario, con la segunda, se aplica un balance neto horario por la energía que se ha producido durante ese tramo. La electricidad producida durante un tramo horario se reparte entre los vecinos, según el acuerdo de reparto, y se resta al consumo de cada uno de los particulares que se han unido a la producción. Es importante destacar que la medición la realiza la distribuidora y la resta la hará la comercializadora que cada vecino tenga contratada.

Las opciones de SotySolar

Dentro del autoconsumo colectivo, los vecinos de una comunidad tienen dos posibilidades: que la instalación sirva para elconsumo eléctrico solo de las zonas comunes. En este caso, han de estar de acuerdo 2/3 de las partes en la comunidad de propietarios. Para un edificio tipo de 4 plantas y 3 viviendas por planta, será de 3-4 kW, rondando un precio de 6.000 euros, repartidos entre cada uno de los vecinos de la comunidad. Estas instalaciones permiten conseguir unahorro de entre 500 y 800 euros anuales a la comunidad de propietarios. 

La otra posibilidad es si el vecino, además, decide beneficiarse del uso de la instalación comunitaria para su autoconsumo privado. En ese caso, y siguiendo con el ejemplo tipo anteriormente mencionado, la potencia instalada sería de 12 kW para asegurar la capacidad de abastecimiento de las necesidades energéticas de las zonas comunes y de las viviendas que deseen beneficiarse de la energía producida. Cada una de las personas interesadas aportaría una cantidad adicional entre 500 y 1.500 euros según el espacio libre en el tejado y el consumo. Esta conexión adicional permite ahorros de entre 180 y 495 euros al año en la factura de la luz.

En las instalaciones colectivas, la rentabilidad se dispara. Por este motivo, el periodo de amortización se reduce a unos pocos años, debido al reparto de gastos entre cada uno de los propietarios del edificio.

Si además se opta por la modalidad de autoconsumo compartido con excedentes, las comunidades de vecinos podrán beneficiarse de una compensación adicional al ahorro. En estos casos, la instalación no solo cubrirá los consumos de los vecinos, sino que generaría un excedente a verter en la red eléctrica. 

Los costes y ahorros apuntados anteriormente son los teóricos que pueden producirse para una vivienda tipo. Los datos totales de las instalaciones comunitarias y privadas dependerán de la instalación finalmente realizada. 

Casi la mitad de los residentes en pisos no saben si puede instalar una fuente de energía alternativa en su hogar

La mejora de la eficiencia energética y el ahorro en la factura de la luz son dos de las grandes ventajas del autoconsumo compartido. Esto ha hecho que cada vez más bloques de edificios se interesen por la instalación de paneles solares. 

Sin embargo, todavía existe desconocimiento en torno a la instalación de placas solares para comunidades de vecinos. Según el estudio de SotySolar casi la mitad de los españoles (45,4 %) que residen en un piso o apartamento no sabe si puede instalar una fuente de energía alternativa en su hogar. A pesar de eso, al 87,6 % de los encuestados le gustaría utilizar energía renovable

Ayudas

Los fondos Next Generation EU permiten subvencionar la instalación de las placas solares para las comunidades de propietarios. Con más de 1.000 millones de euros, gestionados por las comunidades autónomas y destinados a que los paneles solares despeguen, la cuantía de la subvención para la instalación varía según el kWp instalado y según el porcentaje de consecución de ahorro energético. Las ayudas se sitúan entre los 355 y los 710 euros por kWp para instalaciones con potencias totales instaladas de entre los 10 kW y los 5.000 kW. En el caso de familias en situación de vulnerabilidad la comunidad podría subvencionar el 100 % del precio de la instalación.

Los ayuntamientos ofrecen ayudas sobre el IBI y el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras) con unas cuantías que cubren entre el 50 y el 95 %. Además, podrá deducirse el IRPF anual entre un 20 y un 60 %dependiendo de la calidad de la mejora de la eficiencia energética.

Luz Benítez, Chief Sales Officer de SotySolar, explica que “esta evolución hacia la energía sostenible cuenta cada vez con más apoyo de las instituciones tanto europeas, como nacionales, autonómicas o locales.” Con respecto a la nueva posibilidad para las comunidades de propietarios, Luz vaticina que “el futuro de la energía solar pasa por modelos de negocio que nos permitan compartir toda la energía solar generada en nuestras viviendas, independientemente de dónde se produzca. Esto permitiría no solo reducir al mínimo el consumo de nuestras viviendas, sino minimizar la dependencia energética que sufrimos, hoy en día, de los combustibles fósiles.”

The post SotySolar lanza su servicio de instalación de placas solares para el autoconsumo en comunidades de propietarios appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…