La reaseguradora Swiss Re y Climeworks han firmado un primer acuerdo de compra a largo plazo para la captura y el almacenamiento de dióxido de carbono en el aire por un valor de 10 millones de dólares (8,5 millones de euros) durante diez años.

Este acuerdo, según han explicado desde la firma helvética, es el de mayor importe relacionado con este tipo de eliminación de carbono de alta calidad hasta la fecha, lo que envía una «importante señal de demanda» a los desarrolladores, inversores y otros compradores.

Las empresas también han acordado colaborar en el desarrollo de conocimientos sobre gestión de riesgos y soluciones de transferencia de riesgos, así como para explorar futuras oportunidades de inversión y financiación de proyectos.

«Para mitigar los riesgos del cambio climático, el mundo necesita aumentar la eliminación de carbono, además de las reducciones de emisiones. Al asociarnos con Climeworks, podemos aprovechar nuestras fortalezas en este esfuerzo, como tomador de riesgos, inversionista y comprador con visión de futuro de soluciones climáticas», ha asegurado Christian Mumenthaler, director ejecutivo de Swiss Re.

 

CONVERTIR EL DIÓXIDO DE CARBONO EN PIEDRAS

La solución tecnológica de eliminación de carbono que ofrece Climeworks en Islandia filtra el dióxido de carbono del aire ambiente utilizando energía geotérmica. Este se envía luego para su almacenamiento permanente en capas de rocas cercanas.

Posteriormente, se disuelve en agua y se bombea a gran profundidad, donde reacciona naturalmente con la roca de basalto circundante para formar minerales de carbonato estables: el dióxido de carbono literalmente se convierte en piedra. Esta, según han explicado desde Climeworks, es «la forma más segura y duradera» de todas las soluciones de eliminación de carbono que están disponibles comercialmente en la actualidad.

Entre las partes negativas de esta tecnología esta su alto precio. «Las instalaciones de almacenamiento y captura de aire más grandes y económicas solo pueden realizarse si los clientes se comprometen con acuerdos de compra a largo plazo. Garantizan un flujo de ingresos futuro para los desarrolladores, lo que hace que los nuevos proyectos sean financiables», han señalado desde Climeworks.

Por último, desde Swiss Re se han comprometido a lograr emisiones netas cero en su negocio de seguros e inversiones para 2050, y en sus propias operaciones ya para 2030, en consonancia con su enfoque de reducir las emisiones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.