La firma automovilística Tesla ha retirado unos 475.000 coches en Estados Unidos, casi el equivalente a sus entregas mundiales del año pasado, por defectos técnicos en la cámara trasera y el maletero que pueden aumentar el riesgo de accidentes, según recoge Bloomberg.

El fallo detectado se refiere al arnés del cable de la cámara de visión trasera que puede dañarse al abrir y cerrar el maletero e impedir que se muestre la imagen, según ha comunicado a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos.

La compañía tiene previsto llamar a revisión a todos los vehículos Model 3 fabricados entre 2017 y 2020, es decir, hasta 356.309 unidades de este modelo.

Tesla también está llamando a revisión hasta 119.009 unidades del Model S ensamblados a partir de 2014, debido a un pestillo del maletero delantero defectuoso que podría hacer que el capó se abriera inesperadamente. La compañía californiana arreglará ambos problemas de forma gratuita.

A principios de este año, Tesla tuvo que corregir el software de más de 285.000 coches en China, la mayor parte de los vehículos que entregó allí en los últimos años, para solucionar un problema de seguridad identificado por el regulador del país.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.