La compañía leonesa Tresca Ingeniería ha elaborado el proyecto de construcción de una hidrogenera para el transporte público urbano de autobuses. La futura estación, que forma parte del plan estratégico de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, se situará en el centro de operaciones de Entrevías. Se trata de un proyecto de ingeniería que abarca de forma integral el uso del hidrógeno como combustible: desde la generación de la energía, hasta la compresión, almacenaje y suministro.  Con este proyecto, que se prevé comience a funcionar en 2022, Tresca Ingeniería continúa demostrando que es una empresa referente en las aplicaciones industriales y movilidad del hidrógeno verde como nueva herramienta para conseguir la neutralidad climática y la descarbonización de la economía y la industria.

Esta planta de repostado para autobuses propulsados por pila de hidrógeno (que, de momento, surtirá a diez de los vehículos del centro de control de Entrevías) supondrá un avance en el uso de las nuevas energías en la movilidad (tanto urbana como de media y larga distancia) y constituye un paso firme y decidido para avanzar en el proceso de descarbonización que nos conducirá a la neutralidad climática.

Para el director general de Tresca Ingeniería, Francisco Carro, “este es un paso más para transformar el paradigma de la movilidad en España, ya que se trata de un proyecto pionero en nuestro país que puede abrir el camino a un modelo descarbonizado y de emisiones cero que va a cambiar el futuro de nuestras ciudades”. En este sentido, también ha expresado su satisfacción por la confianza mostrada en la ingeniería leonesa para proyectar esta hidrogenera porque refrenda su trayectoria como empresa referente en la aplicación de las tecnologías del hidrógeno y supone un espaldarazo a su apuesta por lograr la neutralidad climática prevista por la Unión Europea para 2050. “Para nosotros es un honor que la primera empresa de transporte urbano de España nos haya elegido para llevar a cabo su proyecto”, ha señalado Carro, quien ha subrayado, además, la importante proyección nacional e internacional de la compañía leonesa, que presta sus servicios de ingeniería y consultoría industrial en una treintena de países en cuatro continentes.

Esta hidrogenera se incluye dentro de los objetivos de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, enmarcada dentro del compromiso por alcanzar la máxima descarbonización del transporte público de superficie. En este sentido, el Ayuntamiento de Madrid y la EMT anunciaron a finales de 2020 el fin del uso del diésel en la flota de autobuses municipales para el año 2023. A partir de esta fecha, la EMT solo prestará servicio con una flota de autobuses eléctricos y de gas natural.

La estación de hidrógeno para el transporte fue presentada en la jornada “Liderando el hidrógeno verde. Palanca para el futuro de la movilidad” celebrada hace unos días en Madrid. Carlos Sierra, director de Servicios de Transporte de EMT,  destacó el carácter integral del proyecto ya que contempla la instalación de una planta fotovoltaica para la generación de toda la electricidad necesaria para el proceso a partir de fuentes renovables: “Se trata de una apuesta integral y completamente innovadora, nuestro proyecto de hidrogenera da solución a todos los desafíos técnicos que conlleva el desarrollo de un centro de carga de estas dimensiones, acompañado de un proyecto urbano sostenible y autosuficiente”.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.