El Ayuntamiento de Valencia ha decidido agilizar y simplificar los trámites para instalar placas fotovoltaicas en las viviendas «para que la ciudadanía genere energía de forma autónoma, que puede ayudar a ahorrar hasta un 40 % del coste de la luz y contribuir a hacer frente al cambio climático».

Así lo ha defendido este jueves el alcalde, Joan Ribó, quien en rueda de prensa ha informado de la modificación de la Ordenanza municipal de captación solar para usos térmicos que se aprobará en la Junta de Gobierno Local.

Este cambio se enmarca en la política municipal de transición energética y permitirá que la ciudadanía pueda instalarse placas fotovoltaicas en su vivienda tras la presentación de una declaración responsable.

“Y esta medida se adopta en un momento muy oportuno, ya que el precio de la electricidad alcanza cifras históricas”, ha añadido Ribó, quien ha asegurado que la inversión en una de estas instalaciones se puede amortizar en cinco años.

Por su parte, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, ha afirmado que “Valencia se posiciona como una ciudad solar” y «ahora es el momento de promover este tipo de iniciativas porque es más fácil, ya que los vecinos y vecinas disponen del asesoramiento de la Oficina de la Energía”.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.