El Gobierno, a través del Ministerio para la Transición Ecológica, ha iniciado el procedimiento de inhabilitación a la comercializadora Visalia Energía. Según ha podido saber El Periódico de la Energía Visalia que posee más de 100.000 clientes a través de sus comercializadoras habría incurrido en el impago a la distribuidora de Iberdrola la cantidad de 2,6 millones de euros.

Es la distribuidora quien dio la voz de alarma por este impago y quien hizo que el Gobierno iniciara el procedimiento de inhabilitación por el cual la comercializadora podría dejar de funcionar y perder todos sus clientes que irían a parar a una comercializadora de referencia.

Visalia asegura en un comunicado a El Periódico de la Energía que ese impago no existe y que ya está al orden de pagos con Iberdrola.

«Visalia Energía ha presentado alegaciones frente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En ellas, se demuestra que el supuesto incumplimiento es erróneo y que el inicio del procedimiento no tiene justificación alguna, porque la supuesta causa en la que se fundamenta no existe. Por lo tanto, el inicio del procedimiento y su publicación resultan desproporcionados y carentes de todo motivo, ya que se basan en una información errónea.

Los datos en los que se basa la incoación del expediente son incorrectos y falsos, y pronto obtendremos una resolución de archivo del expediente por parte del Ministerio, ya que, sin duda, atenderán nuestras acertadas alegaciones», aseguran desde la compañía.

Pero ya no solo es este el problema. El Ministerio aplicó una serie de medidas cautelares contra Visalia mientras se dirime este procedimiento de inhabilitación. Las medidas contra Visalia son las siguientes:

a) Prohibir el traspaso de los clientes suministrados por VISALIA ENERGÍA, S.L. a cualquier otra empresa del mismo grupo empresarial o a empresas vinculadas a la misma. A estos efectos, podrán considerarse empresas vinculadas, entre otras, las que posean o hayan poseído mismo administrador.

b)  Prohibir que las empresas distribuidoras tramiten nuevas altas de clientes o cambios de comercializador en favor de VISALIA ENERGÍA, S.L.

c)  Suspender el derecho de VISALIA ENERGÍA, S.L. y de sus representantes a tener acceso a las bases de datos de puntos de suministro reguladas en el artículo 7 del Real Decreto 1435/2002, de 27 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de los contratos de adquisición de energía y de acceso a las redes en baja tensión.

d)  Suspender el derecho de VISALIA ENERGÍA, S.L. y de sus representantes a obtener la información relativa a cambios de comercializador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, así como cualquier dato de los consumidores.

e) El comparador de ofertas gestionado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no mostrará ofertas de VISALIA ENERGÍA, S.L.

Estas medidas cautelares dejan a Visalia sin poder dar de altas nuevas contrataciones hasta que no se resuelva el expediente de inhabilitación. Pero ssí podrá seguir dando sus servicios a todos sus clientes.

Desde Visalia aseguran que si no se pone remedio cuanto antes y se suspenden estas medidas cautelares tomarán medidas legales contra el Gobierno.

«Dado que la aplicación de medidas cautelares supone un gran prejuicio contra Visalia Energía y la información trasladada por parte de Iberdrola al Ministerio para que inicien dicho proceso de posible inhabilitación es completamente falsa, y efectivamente ayer Iberdrola confirmó por escrito a Visalia Energía que no tienen deuda alguna con la compañía y que están al día con sus obligaciones de pago, Visalia ha solicitado de forma inmediata a Iberdrola la comunicación al Ministerio de que está al corriente de pago para que procedan a eliminar las medidas cautelares. En caso de que este hecho no suceda, se procederá a emprender medidas legales por daños y perjuicios contra dicha empresa y a recurrir ante la justicia», aseguran desde la compañía.

En definitiva, de momento Visalia está paralizada y no podrá dar nuevas altas hasta que se resuelva su procedimiento y eso podrían ser varias semanas.

El Grupo Visalia tiene como accionista mayoritario al fondo Greenmont y otros socios son Pablo Abejas (CEO del Grupo), Aurelio Arias (director general) y Enric Martínez Fontes.

El Gobierno también ha abierto procedimiento de inhabilitación contra ODF, Luvon Energía, Mi Eléctrica y Vive Energía Eléctrica. Ahora la compañía elevarán al Ministerio sus alegaciones para que el Gobierno tome una decisión final.

Si finalmente se llevara a cabo dicha inhabilitación, serían las primeras comercializadoras españolas en caer en esta crisis de precios energéticos.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.