El grupo industrial Volvo ha creado una nueva área de negocio dedicada a acelerar la electrificación, con el objetivo de fortalecer el flujo comercial de las baterías durante todo su ciclo de vida y la oferta de puntos de carga para los clientes.

Tal como ha indicado la compañía, el nombre de esta nueva área de negocio será Volvo Energy y buscará reducir el impacto medioambiental de los productos de Volvo al darle una segunda vida a las baterías usadas.

«Existe un gran y creciente interés por los vehículos y las máquinas eléctricas en nuestros clientes. Por supuesto, esto es muy positivo, ya que acelera la transición hacia soluciones de transporte más sostenibles», ha subrayado el presidente y consejero delegado de Volvo Group, Martin Lundstedt.

En la actualidad, la oferta de vehículos y maquinaria eléctrica de Volvo ya incluye desde autobuses y camiones urbanos de gestión de residuos hasta vehículos de construcción, excavadoras y cargadoras compactas.

Volvo Energy será un área con total responsabilidad dentro de la cuenta de resultados de la corporación. Sin embargo, tendrá un rol interno, proporcionando baterías y soluciones de carga a las otras áreas del grupo, y otro externo, ofreciendo baterías usadas a clientes para su uso en diferentes aplicaciones.

Joachim Rosenberg, miembro del consejo de administración de Volvo Group y presidente de UD Trucks, encabezará esta nueva división. A partir de febrero de 2021, liderará Volvo Energy mientras continúa dirigiendo UD Trucks y prepara la transferencia de la propiedad de UD Trucks a Isuzu Motors.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.