La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, puso este lunes como «ejemplo inspirador» para lograr la neutralidad climática en la Unión Europea el proyecto de hidrógeno verde Green Hysland de Mallorca.

En su discurso inaugural de la Semana Europea de la Energía Sostenible, Von der Leyen explicó que este proyecto permitirá generar, distribuir y utilizar al menos 300 toneladas de hidrógeno renovable cada año.

Además, dijo que el Green Hysland, coordinado por Enagás e impulsado por Acciona, Cemex y Redexis, se utilizará como combustible para autobuses y vehículos de alquiler en la isla y para calentar edificios públicos y centros comerciales, así como una fuente de energía auxiliar para ferries y operaciones portuarias.

«El hidrógeno limpio es una manera perfecta para ayudarnos a lograr nuestro objetivo de neutralidad climática», dijo la presidente del Ejecutivo comunitario y en este sentido, dijo que Bruselas quiere aumentar la producción anual de esta fuente de energía en 2030 en 10 millones de toneladas.

Von der Leyen defendió la transición hacia las energías renovables porque «todos hemos visto, en las recientes semanas lo importante que es reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles tales como el gas, el petróleo y el carbón».

«Actualmente, estamos afrontando un aumento global en los precios de la energía que, principalmente es un aumento de los precios del gas», aseguró la presidenta de la Comisión.

Este incremento, señaló, «ya ha ocurrido antes, especialmente cuando se recuperan nuestras economías y la oferta va por detrás de la demanda», aunque puntualizó que la UE importa el 97 % de su petróleo, el 90 % del gas y el 44 % del carbón.

«Esto hace que nuestra economía sea extremadamente vulnerable a las fluctuaciones de precios en los mercados globales de la energía. Por contra, los costes de producción de las energías renovables han permanecido estables y de hecho, han disminuido en los últimos años», dijo la dirigente alemana.

A menos de una semana para que empiece en Glasgow (Escocia, Reino Unido) la COP26, la cumbre de Naciones Unidas sobre el clima, Von der Leyen dijo que los actuales compromisos a nivel global «no son suficientes» para impedir que la temperatura no aumente más de 1,5 grados en 2100, en base a los niveles preindustriales.

«Necesitamos ser más ambiciosos», dijo, al mismo tiempo que apuntó en la «necesidad» de «ayudar» a los países en vías de desarrollo para reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.