La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino, mejoró este martes las condiciones de su oferta a acreedores privados para reestructurar obligaciones negociables por unos 6.227 millones de dólares.

La enmienda fue presentada después de que fracasara este lunes por falta de quórum una asamblea de tenedores de obligaciones negociables (ON) convocada por la compañía y de que el viernes pasado cerrara con un alto nivel de aceptación la etapa temprana de adhesión al canje.

Tras la presentación de la enmienda, las acciones de YPF, muy castigadas en las últimas ruedas bursátiles, repuntaron un 10,29 %.

El pasado 8 de enero YPF lanzó una propuesta a acreedores privados para refinanciar la mayoría de sus bonos de deuda internacionales en moneda extranjera con vencimiento en 2021, 2024, 2025, 2027, 2029 y 2047.

El volumen total de obligaciones negociables en circulación llamadas al canje es de 6.227,6 millones de dólares.

La oferta de reestructuración incluye entregar a los tenedores de ON nuevos títulos con vencimientos en 2026, 2029 y 2033.

La propuesta enmendada presentada este martes incluye varios cambios, como mejoras en los intereses de los nuevos bonos, modificaciones en las fechas de pago y otras compensaciones a los inversores.

Por otra parte, la empresa postergó el plazo de adhesión al canje al 5 de febrero y convocó a una nueva asamblea de tenedores de ON para el 11 de febrero.

ESCENARIO COMPLEJO

La petrolera lanzó su oferta de canje después de que en septiembre pasado el Banco Central de Argentina limitara el acceso a moneda extranjera para que empresas del país con emisiones de deuda cancelen sus compromisos financieros.

Según un reciente informe de calificación de S&P, esta limitación «no tiene precedentes» y «afecta la capacidad de YPF para pagar la parte pendiente de sus bonos de 2021», por unos 413 millones de dólares.

«La capacidad de YPF para pagar el bono pendiente 2021 es dudosa. Esto se debe a que, a pesar de contar con la cantidad suficiente en pesos argentinos, la empresa no podrá convertirlos a dólares para realizar el pago, dado que el Banco Central de Argentina ha manifestado que únicamente suministrará dólares por el 40 % de los vencimientos de principal de hasta el 31 de marzo de 2021. Por lo tanto, YPF precisaría alrededor de 250 millones de dólares para ese vencimiento», dijo S&P.

Este martes, al difundir la enmienda a su oferta de canje, YPF dijo que, «sujeto a la disponibilidad de recursos financieros», en 2021 podría incrementar su plan de inversiones a 2.700 millones de dólares, un 73 % más que en 2020.

La compañía explicó que su capacidad para ejecutar ese plan de inversiones depende de muchos factores «ajenos» a su control o influencia, como la «disposición» de sus acreedores para la refinanciación de la deuda, otras fuentes de liquidez «potenciales», como la captación de fondos en el mercado doméstico, potenciales ventas de activos no centrales y un mejor flujo de fondos operativos.

«El aumento proyectado en la producción de petróleo y gas también depende de nuestra capacidad de implementar nuestro plan de inversión. No es posible garantizar que tendremos éxito en la implementación de nuestro plan de inversión, ya sea total o parcialmente, o que podremos incrementar nuestra producción de hidrocarburos en la forma indicada», dijo YPF.

La mayor productora de hidrocarburos atraviesa el proceso de canje en medio de un cambio en su estructura organizativa que incluyó la renuncia la semana pasada de Guillermo Nielsen, un experto en finanzas, a la presidencia de la compañía, y su sustitución por Pablo González, diputado oficialista y exvicegobernador de la provincia petrolera de Santa Cruz.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.